Velmoní

Este es el hogar de los Altos Elfos, conocidos como los elfos nobles, aunque esto sea una exageración debido al porte distinguido del que suelen hacer gala. Aunque hace siglos que su reino solo ocupaba la extensión del bosque que rodea el lago Liant han extendido sus dominios hasta las montañas del norte y el desierto de Vinare al sur. Esta expansión no se produjo porque necesitaran el territorio, más bien era para impedir que los goblins, hobgoblins, orcos y gnolls que habitan en las zonas montañosas no se internaran en su territorio y atacaran sus ciudades. Cada año los ataques se intensificaban ya que estaban presionados por los enanos de Daheron y los Velmonitas temerosos de sufrir más ataques decidieron pasar a la ofensiva y proteger las llanuras. Con el tiempo, los ataques cesaron, aunque no se sabe bien el motivo, pero durante ese tiempo se fundaron más ciudades al sur lo que ya extendía su dominio sobre aquellas tierras.

Habitantes

Los altos elfos o Velmonitas como se hacen llamar ellos mismos, son un pueblo orgulloso y tienden a no mezclase mucho con el resto de los habitantes de Zhirsanaq. Aunque pueden parecer estirados y maleducados son realistas y prefieren expresarse con la verdad por muy cruda que sea. A pesar de todo esto mantienen relaciones cordiales con sus vecinos más cercanos, tanto con los Tarinzeños cómo con los enanos de Daheron.

Mantenimiento de la ley

En Velmoní siguen las leyes ancestrales de los elfos para todo. El rey es quién dicta las leyes y sus cambios si fueran necesarios, pero en realidad hace siglos que no se tocan. En cada ciudad hay un señor quién se encarga de administrar la justicia a todos aquellos que transgreden las leyes, además de ser el gobernador de las tierras cercanas. Básicamente actúa como alcalde y juez. Es la guardia velmonita quien se encarga de velar por la seguridad tanto del reino como en las ciudades y pueblos.

Vida diaria

La creencia generalizada es que los altos elfos dedican su vida a la contemplación y al entrenamiento de las artes arcanas y la espada, pero en realidad no es así, por lo menos no del todo. Con la expansión territorial muchos de los elfos se han trasladado a las llanuras para cultivar sus tierras. Mientras tanto en las ciudades se centran más en el comercio con las naciones vecinas. Por otro lado, los altos elfos también son conocidos por su fina forja de armas y armaduras, una parte de la población vive de ello para equipar a la guardia, sobre todo porque no todo el mundo puede pagar por este tipo de equipamiento.

Amenazas

Las principales amenazas que sufre este reino vienen de las montañas de la Columna. Las tribus de orcos, goblin y hobgoblins que se desplazan hacia las llanuras son un incordio constante, aunque los ataques sean menos numerosos desde hace unos años. Otra de las amenazas que sufre Velmoní es la venganza de Halmana, la suma sacerdotisa de Osrun. Ella odia este lugar, su lugar de nacimiento ya que le negaron la ayuda que pidió muchos siglos antes durante la Gran Guerra. Cada cierto tiempo grandes grupos de muertos vivientes aparecen en el territorio matando todo a su paso.

Principales Ciudades

Además de su capital Krihk existen varias ciudades más que han crecido y progresado en todo el territorio. Mientras que Krihk sigue siendo una ciudad aislada y a la que no pueden acceder los extranjeros salvo autorización expresa, el resto de las ciudades están abiertas a todos, aunque no animen a los viajeros a visitarlas.

Krihk

Es la primera ciudad de los altos elfos construida en mitad del lago Liant y aislada solo accesible en barca. Es la capital de Velmoní y la ciudad real y según las costumbres está cerrada a todos aquellos que no han sido invitados. Es la sede del gobierno y del mando militar y en cierta forma se trata como si fuera un lugar sagrado por todos los Velmonitas. Aquellos que son invitados a visitar Krihk deben embarcar en Norach, la ciudad encargada del paso de viajeros entre la capital y cualquier otro lugar del reino.

Información General

Gobierno: Como capital del reino aquí reside el rey Nuvian Nerilee y gobierna el reino. Sin embargo, ha dejado el poder de regir la ciudad en manos de la gobernadora, Ildilyntra Ianvalur.

Otros centros de poder: Mientras que el rey se ocupa de otros temas, Ildilyntra está al cargo de la ciudad. Por otro lado, la guardia actúa como otro centro de poder y bastante grande, el general Maeral Eilphyra está al cargo del ejército al completo y conoce todos los movimientos que realiza la guardia a lo largo del reino. Ildilyntra es cauta, pero es recelosa de que Maeral tenga tanto poder.

Población: Es una ciudad burocrática, con cerca de 8.000 habitantes, la gran mayoría de sus habitantes se dedican al mantenimiento del reino o forman parte de la guardia. Aun así, una parte se dedica al comercio y se encargan de que la ciudad esté correctamente abastecida.
Producción: Salvo los pocos que se dedican a la pesca en el lago, esta ciudad no produce absolutamente nada. Dependen casi en exclusiva de lo que llega de fuera.

Guardia: La guardia dedicada a proteger la ciudad es enorme teniendo en cuenta el tamaño de la ciudad, aquí se encuentran acuartelados unos 4.000 soldados, la mitad de la población de la ciudad. Nadie sabe si es por paranoia o por precaución, aunque la gobernadora no está de acuerdo con esta situación.

Norach

La ciudad de Norach es una reminiscencia de la arquitectura de los elfos, una ciudad construida en los árboles como las de sus primos silvanos aprovechando la enormidad de los árboles del bosque y que la magia permite que las construcciones se integren con ellos. Enormes puentes colgantes conectan las balconadas y los árboles convirtiendo el lugar en algo impresionante. En la parte baja de los árboles se sitúan los mercados y comercios, mientras que en las partes superiores se encuentran las viviendas, más arriba aún se encuentran los puestos de vigilancia de la guardia.

Información General

Gobierno: El gobernador de la ciudad es también el capitán de la guardia de la ciudad, Jorildyn Aezeiros. Asumió el control de la ciudad después de que el anterior gobernador sufriera un accidente y falleciera. Desde que ha llegado al cargo sospecha que algo no funciona bien y aunque tiene que cumplir las órdenes de Maeral Eilphyra procura ser muy cauteloso.

Otros centros de poder: Si hay otros poderes en la ciudad deben estar muy bien ocultos. Sin embargo, los agentes de Maeral vigilan todo lo que ocurre en la ciudad.

Población: Esta ciudad tiene alrededor de unos 5.000 habitantes, la mayoría se dedican al comercio, la pesca y la agricultura.
Producción: Lo que se produce en la ciudad prácticamente se consume por ellos mismos, los víveres que llegan a través del mercado son enviados por completo a Krihk.

Guardia: Aquí la guardia cuenta con unos 2.000 hombres, protegen la ciudad y patrullan las áreas cercanas parando a los viajeros y realizando inspecciones a fondo de los cargamentos que puedan llevar.

Nazobre

Esta ciudad está situada en la falta de uno de los montes de la sierra larga, muy cerca del río Rápido. Cuando los elfos llegaron a este lugar encontraron las ruinas de una antigua ciudad, fueron reparando las estructuras y al final terminaron levantando una nueva ciudad sobre la antigua. Nadie sabe como se llamaba la ciudad antigua, ni siquiera pudieron descifrar las inscripciones que encontraron. Hoy por hoy sigue siendo un misterio para aquellos que siguen estudiando el lugar. Al estar tan alejada de la capital no cae sobre ella prácticamente ninguna atención, viven casi de forma independiente, aunque mantienen contacto y negocios con Cukbal y Tormhon.

Información General

Gobierno: El gobernador es Luthais Phiwarin, un licenciado de la guardia que se mudó a las llanuras con su familia para alejarse de las intrigas de la capital y de Maeral. Sabe que tarde o temprano el general descubrirá sus intenciones y prefiere estar lejos cuando eso ocurra. No obstante, se prepara para ese momento.

Otros centros de poder: En la ciudad hay dos embajadas una de Cukbal y otra de Tormhon, algo que no ha gustado en absoluto en la corte. Pero se ha tolerado debido a la distancia y la carencia de medios para ponerle remedio.

Población: Es una ciudad rural, apenas cuenta con 3.000 habitantes. Sin embargo, Luthais obliga a que todos los residentes tengan entrenamiento militar por si fuera necesario. Así que todos los elfos de la ciudad pueden ser reclutados si fuera necesario.
Producción: La mayoría de la población se dedica al campo, más de la mitad de la producción es vendida en el mercado y se envía a la capital. Otra parte de la población se dedica a la pesca y a la carpintería, esos productos son intercambiados por mineral que compran a sus vecinos humanos y enanos.

Guardia: La guardia que protege la ciudad son milicias organizadas por el gobernador, tras la instrucción deben permanecer en la guardia al menos dos años, aunque algunos terminan quedándose con carácter indefinido. La propia guardia tiene sus fraguas y armeros para fabricar sus pertrechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.