Las Tierras Sombrías VII: Bellavista

Lo que hace mucho tiempo comenzó siendo un emplazamiento de tiendas, un lugar de encuentro para los comerciantes de los pueblos que habitan las tierras sombrías, ahora es una gran ciudad solitaria al borde de un acantilado.
Con el paso de los años, los comerciantes comenzaron a asentarse en el lugar y a pagar para construir sus tiendas y viviendas. De una única calle surgieron más, los más atrevidos comenzaron a construir edificios para albergar a los mercaderes itinerantes y cuando quisieron darse cuenta, ya era una ciudad pequeña donde el oro y la plata fluía como el agua. Por este motivo durante la temporada de mercados eran frecuentes los asaltos y ataques a la ciudad. Siendo los mercenarios contratados por los mercaderes los defensores frente a estos grupos organizados de bandidos.

Desde entonces han pasado poco menos de dos siglos, ahora Bellavista es una gran urbe que basa su riqueza en el comercio. Como ocurría antaño mercaderes y vendedores se dan cita aquí durante gran parte del año para vender o intercambiar sus mercancías por otras, o bien, por servicios. Sin embargo, la ciudad se ha expandido y ahora da cobijo a mucha más gente. Los campos alrededor de la ciudad se han llenado de cultivos y también de ganado. Pero también se ha convertido en un puerto ballenero, los cazadores de ballenas llevan aquí sus capturas ya que es un animal muy apreciado en la región.

Habitantes

En Bellavista hay habitantes de prácticamente todas las razas que habitan las tierras sombrías, puedes encontrar desde humanos, enanos y medianos hasta orcos, goblins y elfos oscuros, toda una colección de razas diferentes que tienen que lidiar día a día con sus diferencias y rivalidades históricas. Dentro de los muros de la ciudad la mayoría de ellos son comerciantes y artesanos de todo tipo, pero fuera de los muros la mayoría de los habitantes se dedican a la agricultura y la ganadería. Sin embargo, la ciudad es el punto de unión para todos ellos, sobre todo durante el gran mercado mensual. Aunque los mercados de la ciudad están abiertos todos los días, el último día de cada mes llegan mercaderes y comerciantes de lugares más lejanos convirtiendo la ciudad en un hervidero de actividad y por su puesto de delincuencia.

Mantenimiento de la ley

Desde el mismo nacimiento de la ciudad, el comercio está en su forma de vida, pero sus dirigentes siempre han tenido presente que allí donde se mueve el oro hay delincuencia y eso es malo para los negocios, a veces.
Aunque entre sus leyes hay muchas muy duras contra la corrupción y los robos, solo se aplican cuando son convenientes para los comerciantes, los jueces o sus dirigentes. Básicamente las leyes son instrumentos para proteger su forma de vida, pero lo suficientemente flexibles como para permitir que ciertos negocios no tan legales puedan florecer.

Vida diaria

Vivir en Bellavista es tener una vida ajetreada, el pulso del comercio es continuo buscando siempre nuevos productos, pero la vida fuera de las murallas es mucho más tranquila. Los granjeros y ganaderos se han unido formando un colectivo para protegerse de los comerciantes y así conseguir precios justos. Por otro lado, está la vida del mar, a pesar de que los grandes comerciantes tienen sus propios barcos con los que comerciar con otros lugares, también están los barcos balleneros. En la temporada de caza de las ballenas los pocos barcos que llegan a la Ensenada Tranquila llegan con sus capturas y utilizan las playas cercanas como su lugar de despiece. Durante esos días, los comerciantes andan como locos para adquirir los productos derivados, los aceites de la grasa, huesos y por supuesto la carne.

Amenazas

Como una ciudad rica donde parece que el oro nunca se acaba y siempre llega más, por lo que siempre estará bajo la amenaza de ataques externos. Durante mucho tiempo temieron que los elfos de Puerta Negra les atacaran, pero eso terminó cuando algunos de ellos decidieron residir allí con sus propios comercios. Durante mucho tiempo bandas de salteadores asediaron la ciudad y sobre todo las caravanas que entraban y salían de ella. Por lo que los gobernantes armaron una guardia a la que contribuían todos, unos pagando y otros sirviendo.
Actualmente para algunos de los mayores comerciantes la amenaza más importante es la irrupción de los gremios criminales.

Información General

Gobierno: El poder se concentra en cinco de los comerciantes, son los más ricos e influyentes. Entre todos ellos toman las decisiones importantes intentando dejar de lado sus diferencias, aunque no siempre es fácil. Cada uno de ellos centra sus esfuerzos en un área, pero en definitiva toman las decisiones en consenso.
Los miembros son, Sivreda Brurdagar, una enana de mediana edad que controla a los artesanos del hierro. Ayluin Vennala, un alto elfo que controla a los artesanos joyeros. Dan Kjær, un humano bastante avaricioso que controla una gran flota mercante. Jaanuo Sarmachaar, es un humano procedente de Zahirinia que hizo fortuna organizando caravanas. Intevar Daedove, este elfo oscuro ha llegado a este consejo no solo por hacerse rico comerciando, también para asegurar que la Puerta Negra no se interese por la ciudad.

Otros centros de poder: En la última década los gremios criminales se han interesado mucho en este lugar, su entrada fue sigilosa, pero se han hecho con el control de los lugares de ocio, teatros, tabernas de juego y por supuesto prostíbulos. Todos ellos lugares donde conseguir información.

Población: No existe un censo exacto, pero su población está por encima de los 40.000 habitantes.

Producción: Su actividad principal es el comercio, pero la agricultura y la ganadería son fundamentales para la ciudad. Dar de comer a tantas bocas es algo importante para sus gobernantes ya que evitan altercados.

Guardia: Debido a la paranoia de sus propios gobernantes, la guardia tiene una importancia muy relevante. Ya sea para proteger caravanas o barcos, las calles y territorios cercanos. Más de 8.000 guardias están siempre listos para proteger las murallas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.