Las Tierras Libres del Este (VI): Asertan

Asertan está situada en la confluencia del río Triste y el río Sierpe. La tierra de la zona es rica y fértil lo que ha ido atrayendo gente hasta convertirse en una ciudad muy poblada. Desde sus inicios fue asediada por los dragones que viven en los alrededores, pero con el tiempo han logrado crear defensas que disuaden a la mayoría de ellos. Sus murallas de han ido reforzando con los años trayendo bloques enormes de granito desde las montañas de La Columna, haciéndolas más altas y resistentes. En sus muros se han situado enormes ballestas y catapultas creadas con el objetivo de derribar a los dragones que amenacen la ciudad. Si a esto le sumamos que es el único lugar donde existe una Universidad Mágica en esta parte del oriente de Zhirsanaq, los dragones se lo piensan mucho antes de atacar la ciudad. De hecho, hace muchos años que ninguno de ellos se ha acercado por allí con esas intenciones.
Hace ya mucho tiempo que todo empezó siendo el campamento de unos aventureros, ahora Asertan se ha convertido en un bastión de seguridad en las tierras del este.

Habitantes

Asertan ya no es solo una ciudad en mitad de ninguna parte, es el centro de un territorio poblado por todo tipo de criaturas humanoides. No todos los habitantes de Asertan residen dentro de los muros de la ciudad, una parte importante lo hace en pequeñas aldeas cercanas ya que su forma de vida suele ser la agricultura. Dentro de los muros de la ciudad se han acomodado muchos comerciantes y también muchos magos que fundaron años atrás la universidad.

Mantenimiento de la ley

Desde su origen las leyes que rigen la ciudad han sido sencillas y es el cuerpo de alguaciles quienes se encargan de hacerlas cumplir. Luego los jueces son los encargados de juzgar los delitos y aplicar las penas descritas en la ley, si procede. El cuerpo de alguaciles se encarga de mantener la paz y de mediar en los conflictos si fuera necesario, pero solo actúan en el interior de las murallas. Fuera de ellas es la guardia quién se encarga de esas labores. Patrullan las cercanías a la ciudad y visitan regularmente las aldeas para evitar ataques de otros habitantes de la zona o desplazados desde el norte. También son los encargados de patrullar el bosque de Asertan en busca de cazadores furtivos o bandidos que suelen ocultarse allí para atacar las caravanas.

Vida diaria

La vida dentro de los muros es ajetreada, los mercados abren temprano para vender los productos del campo, la caza que llega desde las llanuras y el bosque y por supuesto el pescado capturado en los ríos. La llegada de las caravanas desde Bliarough o Tyhsey son casi una atracción y levantan mucha expectación. En las aldeas cercanas ocurre los mismo, dedican el día a los trabajos cotidianos y a última hora recogen aquello que pueden llevar a los mercados matutinos del día siguiente. Más alejadas de la ciudad, hacia el oeste están las canteras. De allí se extraen las grandes piedras con las que tradicionalmente se han construido las murallas de la ciudad, pero hay un mercado específico para vender esta piedra. La mayoría se venden a las poblaciones de la Zahirinia que viajan desde las junglas solo para comprar este material de construcción.

Amenazas

Aunque ya se ha comentado antes, las mayores amenazas siempre han sido los dragones, y la zona está habitada por una buena cantidad de ellos. En los bosques hay dragones verdes, en los volcanes cercanos, dragones rojos y algunos negros en las zonas más recónditas de los ríos. Otra de las amenazas son las tribus de orcos, goblins y ogros que vagabundean por todo el este.

Información General

Gobierno: El regente de la ciudad es un gobernador. Actualmente es un elfo llamado Laeroth Dorthyra y lleva ostentando el poder durante las últimas cinco décadas. Laeroth es un gobernante distante de la población, pero tiene a su servicio un personal que se encarga de todo lo necesario. En realidad, Laeroth abandona la ciudad muy a menudo ya que añora sus antiguos días de aventurero.
Otros centros de poder: Los gremios criminales tiene presencia en la ciudad y se mueven con mucho cuidado ya que la ley los persigue con ahínco. A pesar de ello se han ido haciendo con el control de algunos gremios artesanos y con el entretenimiento de la ciudad, a través del cual consiguen todo tipo de información que luego usan para conseguir sus objetivos.

Población: Dentro de los muros viven alrededor de 25.000 habitantes, pero si sumamos todos aquellos que residen en las pequeñas aldeas cercanas pueden llegar fácilmente a los veintisiete o veintiocho mil.

Producción: Es una ciudad con un nivel de autosuficiencia muy alto, producen o capturan todo lo que necesitan para el día a día, incluso sus almacenes suelen estar llenos casi todo el año. Su pujante mercado les proporciona además una buena cantidad de oro que necesitan para suplir algunas deficiencias.

Guardia: Su ejército está entorno a los 3.000 soldados que se reparten las tareas de defensa y vigilancia. Las patrullas que salen de la ciudad suelen estar entre siete y diez días fuera, lo que les da un radio de acción muy amplio.

La próxima entrada se centrará en el Bosque del Cuerno y allí habrá más de una sorpresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.