Las Tierras Libres del Este (V): La bahía de la Sierpe

La Costa de los Náufragos termina en una enorme bahía que recibe su nombre del río Sierpe que desemboca en este lugar. Es una bahía de aguas tranquilas y poco salobres que ha servido de refugio para los barcos cuando las tormentas arreciaban en el océano. Frente a la bahía se alza una isla volcánica cuyo volcán está activo, y lo que es peor es el hogar de Rannarthreirei, también llamada la Madre. Esta dragona roja tiene periodos de inactividad muy largos, pero en los últimos meses ha estado acosando a las poblaciones cercanas para incrementar su tesoro y volver a dormir sobre él.
La población más importante es Bliarough, la mayoría de sus habitantes son descendientes de los refugiados zahirienses que llegaron aquí tras comenzar el reinado de la Reina Sin Rostro en Zahirinia, por lo que la población de la ciudad casi se cuadriplicó en apenas unos pocos años. Esto ha afectado notablemente a la zona, muchos de estos refugiados se han dedicado a cultivar todos los terrenos cercanos a la ciudad, otros han emigrado hacia los bosques del oeste cercanos a Asertan, más centrado en la caza o actuando como escoltas de las caravanas comerciales.

Habitantes

No es una zona muy poblada en general, a pesar de la migración ocurrida hace ya tanto tiempo desde Zahirinia. La mayor parte se concentra en Bliarough y allí la vida a veces se pone un poco cuesta arriba, por lo que muchos deciden abandonar la ciudad y dedicarse al campo o a los bosques. Unos de una forma más honrada y otros como mercenarios acompañando caravanas o bien asaltándolas, todo dependerá del beneficio.
Los habitantes originales de la zona siempre han estado más dedicados al mar aprovechando las tradicionalmente tranquilas aguas de la bahía para la pesca de grandes peces, entre ellos los tiburones. Esta bahía desde hace siglos es una especie de guardería de tiburones jóvenes ya que reúne las condiciones perfectas, pero también se han convertido en la presa.

Vida diaria

Se puede decir que los habitantes de la zona llevan una vida tranquila, ya sea en el campo o en el mar. Solo se ven alterados cunado la progenie de la Madre sobrevuela la zona o cuando los dracónidos rojos dejan Benibria para recaudar el tesoro acordado con los mandatarios de Bliarough.

Amenazas

La amenaza más importante es la enorme dragona roja, aunque últimamente no se prodiga mucho. Sin embargo, sus dos hijos Myphi y Kavererth aún muy jóvenes dedican cierto tiempo a sobrevolar el territorio. Aún no se atreven a atacar abiertamente, pero si lo harán a grupos reducidos que piensen que puedan llevar algo de valor. Y por supuesto siempre están buscando comida así que los pastores siempre llevan mucho cuidado cuando están lejos de núcleos de población o grandes campamentos.
Por otro lado, están los dracónidos de Qens. Son bastante belicosos y celosos de su intimidad, así que cuando van a recaudar nadie se mete con ellos. Algunas veces aprovechan para internarse en el bosque del Cuerno para cazar, pero suelen hacerlo evitando la bahía, aunque tengan que recorrer más distancia.

Bliarough

La única gran ciudad de la zona y lugar donde se congrega la mayor parte de la población de la Bahía de la Sierpe. Es una ciudad sucia y sobrepoblada, pero el centro de la vida de todo el territorio. Sus calles huelen a pescado, a veces fresco, otras frito o asado, y en las calles más estrechas a podrido. La mayoría de la su población sobrevive como puede, ya sea con la pesca, el mercado o bien adueñándose de las posesiones de los demás. A pesar de las condiciones en las que está esta ciudad, los gremios criminales no se han fijado en ella, así que las organizaciones criminales existentes son pequeñas y con poca influencia. Aun así, su mercado negro es bastante grande y se nutre de los botines de los bandidos y de los pagos a los mercenarios, que muchas veces cobran en especie en vez de en oro.

Información General

Gobierno: Hace muchos años que un mercenario se hizo con el control de la ciudad gracias a negociar con Rannarthreirei, oro a cambio de seguir con vida. Este mercenario se llama Jhaan Yrvaris. Es un semielfo bastante práctico y a veces cruel en sus decisiones.

Otros centros de poder: Jhaan no tiene oposición alguna, salvo la dragona roja. Se ha encargado de que los gremios de ladrones estén bien sujetos y siempre está informado de sus movimientos. Aunque hay mucho malestar entre ellos por dicho control.

Población: No es una ciudad muy grande, no llega a los 5.000 habitantes incluyendo aquellos que viven en los alrededores más cercanos.

Producción: La pesca es su producción más importante, sobre todo la pesca del tiburón, algo bastante apreciado entre los habitantes de la ciudad. Los alrededores están llenos de campos de cultivo, pero gran parte de lo cultivado termina en barcos con dirección a otros lugares.

Guardia: La guardia de la ciudad es bastante escasa, poco más de 500 efectivos entre soldados entrenados y alguaciles, escasos a todas luces para contener cualquier ataque e incluso para mantener la paz en caso de revuelta.

Benibria

También conocida por el nombre de Isla de Fuego se caracteriza por un enorme volcán que dio origen a la misma. Es un páramo calcinado cubierto de cenizas y restos volcánicos. La isla es el hogar de la dragona roja Rannarthreirei y sus dos cachorros Myphi y Kavererth. Estos tres dragones son temidos no solo en el territorio de la Bahía de la Sierpe, también más al norte a lo largo de la Costa de los Náufragos, aunque a veces alguno de ellos se interna un poco hacía el sur acercándose a las junglas Zahirinias, pero sin entrar en ellas. Los dragones verdes y negros que habitan allí vigilan mucho sus fronteras y no permitirían su entrada.

Solo existe una población habitada en la isla, es Qens y toda su población está compuesta por dracónidos rojos sirvientes de la Madre y una pequeña porción de otras razas humanoides que a su vez son esclavos de los dracónidos. Entre ellos también hay una pequeña tribu de kobolds que se encargan de mantener unos pequeños cultivos entre las cenizas volcánicas.

Estos dracónidos son los encargados de cobrar el diezmo a Bliarough y cada mes navegan hasta la ciudad para recoger el oro. Mientras esto ocurre, otros grupos de dracónidos salen en dirección al sur para dirigirse al Bosque del Cuerno, allí se dedican a cazar para volver a Benibria con carne fresca. Sin embargo, hay un nutrido grupo de dracónidos que han conocido a otros de su especie que son libres de los dragones y se ha extendido el rumor entre ellos de que es posible deshacerse de sus amos y poder vivir de otra forma.

Atolón Solitario

Es un pequeño peñasco en mitad del océano y es un lugar carente de todo interés para cualquiera. Hace más de dos décadas que no es visitado por nadie. Por aquel entonces tenía un pequeño campamento de pescadores que paraban allí para descansar de los largos días en alta mar, pero hoy nadie se acerca por allí.
Sin embargo, alguien ha encontrado una utilidad a esta roca. Bajo el atolón hay un complejo de cavernas naturales que conectan con otras aún mayores que han sido exploradas por los sumergibles de Daheron. Los enanos vigilan desde aquí los movimientos de los dragones rojos y esperan su oportunidad para investigar sobre el tesoro de la vieja dragona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.