La Costa Sur del Océano Occidental (IV): Ausinar

En el lado occidental del desierto están las montañas del Muro, un enorme macizo formado por rocas sedimentarias. En las montañas más altas se puede ver nieve casi todo el año a pesar de estar rodeadas de un infernal desierto. Pero bajo estas montañas se esconde una de esas ciudades que podrían decirse que son maravillosas.
Ausinar, es la capital del reino enano de Ausinia y como tal es majestuosa, algunos enanos viajeros la comparan con Stóra Grottan, la capital e Daheron, pero la comparación no sería justa. Aunque Ausinar sigue las estructuras de construcción enanas tradicionales es mucho más luminosa, ya que la roca formada por minerales cristalizados que filtran la luz del exterior.
Por si esto fuera poco, durante la construcción de sus galerías, salones y viviendas se liberaron depósitos de agua procedente de las cumbres nevadas, esto obligó a sus constructores a crear formas de evacuar el agua sin anegar las zonas habitables, por lo que toda la ciudad está cruzada por acueductos y fuentes que conducen el agua a depósitos y presas. Tal cantidad de agua y la luz han permitido que la ciudad esté llena de jardines verdes, algo que no es habitual para las ciudades enanas. El excedente de agua es conducido al exterior formando un oasis en medio del desierto perfecto para que los pastores de dromas mantengan su ganado. Aunque este oasis también sirve de reclamo para otros habitantes del desierto.

Por si todo esto fuera poco, en la profundidad de las minas hay enormes depósitos de diamantes y otras piedras preciosas, algo que es fundamental para su supervivencia. Las minas son bastante pobres en metales por lo que deben traerlos de otros lugares. Esta carencia fue el motivo por el cual decidieron buscar en las montañas Bazat y fundar allí una nueva ciudad. Aun así, mantienen un comercio continuo con otras naciones enanas ya que los diamantes son piedras muy cotizadas por sus primos, y también por los magos de todo Zhirsanaq.

Información General

Gobierno: El gobernante de la ciudad y de todo el reino es Aleam Lodagar, es un rey joven y acaba de suceder a su padre, Galeam el viejo. Aunque es un enano curtido en la batalla contra dragones y behires, la política no es lo suyo y es su esposa Dukara Araga quién se encarga de lidiar con los clanes.

Otros centros de poder: Aunque la posición del rey no se ve comprometida, su padre Galeam tras enviudar tomo una nueva esposa en el clan Araga, Erza, prima de la actual reina. La cosa se complica más debido a que de este nuevo matrimonio nació Undin, el pequeño príncipe y por supuesto uno más en la línea de sucesión. Por el momento Aleam y Dukara no tienen descendencia y algunos de los mayores del clan Araga quieren posicionar mejor a Undin de cara a suceder al actual rey.

Población: Ausinar es realmente una gran ciudad, en ella viven y trabajan más de 25.000 enanos. La prosperidad que vive Ausinar se ha traducido en una explosión demográfica y los nacimientos son muchos más frecuentes. Esto también obliga a que la ciudad siga creciendo y expandiéndose. Aunque muchas familias deciden trasladarse a Bazatenar, que es una ciudad más pequeña que necesita de mano de obra.

Guardia: Como es costumbre entre los enanos, cuando llegan a la mayoría de edad todos sin excepción entran a formar parte de la guardia y allí son formados como soldados. Tras los años de formación en la guardia pueden elegir continuar y hacer carrera como militares o bien volver a la vida civil y retomar las profesiones que tuvieran, o en algunos casos dejar la ciudad y vivir aventuras. Aunque la guardia siempre cuenta con unos 3.000 enanos, si fuera necesario todos sus habitantes podrían tomar las armas para defender la ciudad y el reino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.