Enanos de Daheron

Tras el enfrentamiento de los dioses hermanos Ghodeir y Ghoraor, el reino de Obentheron fue destruido y sus hijos se vieron obligados a dejar el lugar para encontrar nuevas montañas y buscar riquezas en su interior. Todos, salvo los Duergar. La Cicatriz es el lugar que ocupaba aquel milenario reino enano.
El clan Daher partió hacia el sur en busca de un lugar donde asentarse, y lo encontraron. Recorrieron la Columna hasta encontrar un valle oculto, el valle de Eeshadi. Desde ahí comenzaron a construir su nuevo hogar bajo las montañas casi interminables de esa parte de la Columna. Durante siglos se dedicaron a construir su nuevo hogar, horadando las montañas para construir enormes ciudades bajo la roca. Pero sobre todo descendieron hasta profundidades jamás alcanzadas descubriendo un nuevo mundo bajo la superficie.

Lo que no pueden ocultar es que son grandes ingenieros y constructores, pero también grandes guerreros. En su sociedad es obligatorio formar parte del ejército durante algunos años antes de poder ser considerado un ciudadano de su pueblo. Pero también son un pueblo aperturista, animan a sus jóvenes a aventurarse en el exterior y a que tomen lazos con otros pueblos, que conozcan mundo y que a su regreso enseñen lo aprendido a sus conciudadanos.

Protegidos por el inmenso macizo montañoso que es la Columna crecieron y comenzaron nuevos proyectos. Han derribado montañas completas para extraer la piedra necesaria para sus construcciones. Han cambiado el curso de torrentes para hacerlos pasar por otros lugares convirtiendo las canteras agotadas en bancales para cultivos en la superficie. Básicamente han construido pequeños paraísos escondidos a los ojos de las demás razas.

Mientras tanto, en las profundidades tras haber descubierto inmensos mares de aguas dulces y saladas, los enormes túneles que los conectan, en todos ellos hay cosas que se puede explotar para su posterior utilización. Han construido durante los últimos dos siglos grandes navíos sumergibles para explorar esos nuevos territorios y buscar los materiales que necesitan, convirtiéndose en uno extraños marinos de las profundidades.

Los enanos de Daheron tratan de abarcar todo lo que pueden, son una nación en expansión y a pesar de su baja tasa de natalidad su población sigue creciendo por lo que necesitan los asentamientos agrícolas en el exterior. Esto ha transformado mucho su sociedad, los agricultores del subsuelo se han convertido en granjeros de la superficie, muchos mineros han debido adaptarse a navegar bajo el agua y sus ejércitos entrenarse para nuevas formas de guerra.

Aspecto físico

Estos enanos son la representación de lo que todos en Zhirsanaq piensan que es un enano. Bajo, robusto, fornido y barbas pobladas. Todo ello aderezado con un carácter fuerte, a veces agrio, y supuestamente de mal humor. Pero todo esto último es más bien por su aspecto que por que ese sea su carácter real. Su piel suele tener un color más bien bronceado y su pelo puede ser de lo más variopinto desde el negro más oscuro hasta el pelirrojo más zanahoria que hayas visto jamás. Sus cejas son anchas y muy pobladas, que no dejan de crecer al igual que su barba.

Mejora de Característica: Puedes elegir incrementar en 2 la puntuación de Fuerza, Constitución o Inteligencia, solo en una de ellas.
Aguante Enano: Sus puntos de golpe máximos se incrementan en 1, y aumenta 1 más cada nivel.
Entrenamiento con Armadura Enana: Son competentes con armaduras ligeras y medias.

Afinidades: Los enanos de Daheron abarcan muchas disciplinas haciendo de ellas una forma de vida. Además de las afinidades comunes que tienen el resto de los enanos, puedes elegir una entre las siguientes:

  • Afinidad con los valles: Tiras con ventaja en cualquier prueba relacionada con la agricultura o la ganadería (Naturaleza).
  • Afinidad con las profundidades: Tiras con ventaja en cualquier prueba relacionada con la exploración de las profundidades de los mares (ya sea Supervivencia o Percepción).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.