V: Areslya

por Carl M Hofferber

Según las leyendas e historias élficas, Areslya es el hogar ancestral de los elfos. Aquí surgió su primer pueblo para con el tiempo emigrar y poblar otros lugares de Zhirsanaq. Para la mayoría de las razas es un lugar de peligros y misterios, ya que los elfos que lo habitan son muy celosos de su reino y lo defienden con uñas y dientes. Los elfos que habitan este reino son los llamados elfos silvanos o elfos de los bosques, encajando a la perfección con el arquetipo que tienen en mente todos aquellos que no los han visto nunca directamente, hábiles con el arco, movimiento silencioso en el bosque y sobre todo aman sus bosques sobre cualquier otra cosa. Aunque esta descripción es tan escasa como injusta, aun esconden mucho más bajo su apariencia.

Prácticamente toda la superficie de Areslya es un frondoso bosque de gigantescos árboles cruzado de norte a sur por los ríos caudalosos que nacen en la Columna y que mueren en el mar de Indélenar, estos ríos están alimentados por cientos de torrentes y de ríos más pequeños haciendo muchas veces que el terreno sea intransitable a pie, lo que dificulta que los extranjeros vaguen durante mucho tiempo por su territorio.

Al contrario que otros elfos, los elfos de Areslya no se concentran en grandes poblaciones. Esto se debe a que sus ciudades se construyen en las copas de los árboles, conectándolos todos por espectaculares puentes a diferentes alturas y por ello no suelen superar el millar de habitantes. Quién haya visitado alguna de sus poblaciones queda maravillado por su belleza y la perfección de las construcciones donde la magia también tiene mucho que ver.

Siglos atrás Areslya ha entrado en conflicto con casi todas las naciones a su alrededor, pero uno de los más importantes y sangrientos tuvo lugar con Ridalia hace 200 años, a consecuencia de una guerra civil que sufría el reino vecino. Sin embargo, ahora es su más fiel aliado.

Desde hace trescientos años el Rey Eldarai gobierna el reino y aunque es de mentalidad aperturista sigue manteniendo un férreo control sobre las fronteras, nada escapa de la vigilancia de sus exploradores. El avance de los seres humanos le preocupa ya que no respetan nada y destruyen todo a su paso, aun así, tiene esperanzas en que eso cambie en un futuro.

Habitantes

Es imposible saber la población total de Areslya, aunque parece ser que la élfica es la más importante, también se encuentran aquí poblaciones de gnomos, centauros, bullywugs, dríades, duendes, pixies, sátiros y ents de forma solitaria. Las ciudades élficas están construidas en las copas de los árboles más grandes, y muchas veces bajo ellas existen aldeas de otras razas, sobre todo gnomos y duendes. Con tanto espacio disponible la mayoría de las razas se dividen en tribus con sus propios asentamientos, en el caso de los centauros son pequeñas aldeas que tienen como base el núcleo familiar. Los gnomos sin embargo se concentran mucho más construyendo sus poblaciones cerca de las ciudades élficas ya que tienen una relación muy estrecha con ellos. El caso de los bullywugs es especial, se concentran en las marismas cercanas a la costa, no les gusta vivir bajo el amparo de los elfos, pero por ahora saben que están seguros y que nadie les amenaza, por lo que van creciendo, lo que a futuro puede ser un problema para otras de las razas de la zona.

Con tal variedad de razas habitando en este territorio no es extraño que haya roces y enfrentamientos, pero son los elfos quienes se encargan de mediar y resolver los problemas.

Por norma general los habitantes de Areslya viven de la tierra, ya sea de pequeños cultivos o de la caza y hay pequeñas ganaderías muy específicas. Areslya es un lugar donde la autosuficiencia lo es todo y apenas existe comercio con las naciones cercanas. Los elfos rompen un poco esta dinámica, pues son ellos los que salen del territorio para comerciar en Ridalia, Loramé o Basorai, principalmente con gemas y joyas, pero también con cerámicas y a veces con objetos creados mágicamente.

Mantenimiento de las leyes

Aunque cada raza tiene sus propias leyes, y se aplican de acuerdo con cada asentamiento como sus dirigentes lo crean oportuno, las leyes élficas están por encima de todas ellas y aun así hay que mantener un delicado equilibrio. En cualquier caso, son los elfos los encargados de aplicar las leyes y de ocupar la posición de juez en todos los conflictos, por lo que es habitual que representantes de cada raza visiten las poblaciones élficas buscando el consejo o el juicio del gobernador local.

Vida diaria

En un lugar como este, la vida puede ser muy dispar, en las poblaciones mayores, sobre todo en las élficas, la vida se resume en su trabajo diario en los cultivos, orfebrería, artesanía y mantenimiento de las leyes y el bosque. Para el resto de las razas que habitan aquí la vida es más o menos la misma, pero muchos de ellos también tienen otros problemas a los que enfrentarse. Los bosques de Areslya tienen una gran cantidad de vida animal y muchos son monstruos que hay que controlar como las arañas gigantes, los osos lechuza y otras bestias. La mayoría son muy territoriales y si se respetan esos límites no suele haber problemas, pero muchas veces buscando presas suelen tener encuentros con los habitantes del bosque.

Amenazas

El reino tiene su frontera norte con La Columna y es allí donde se refugian numerosas tribus orcas, con la llegada del otoño estás tribus descienden hacia Areslya realizando incursiones para abastecerse de cara al invierno, por norma general no les importa el botín en oro o joyas, prefieren el ganado y grano. En previsión de estas incursiones el rey y gobernadores de todas las ciudades élficas envían tropas a la frontera para intentar contener a los orcos, pero no son suficientes. Durante los últimos años el rey ha solicitado la ayuda del Círculo Druídico de Sanderí y estos han contestado a la llamada, pero cada año son menos y sus exploradores no son suficientes para hacer frente a la creciente horda de orcos que invaden sus tierras.

Otra de las grandes amenazas que mantiene a Areslya siempre en guardia son los Ankheg, estos enormes insectos están comenzando a merodear más frecuentemente los bosques causando graves daños a muchas poblaciones. Desde hace un tiempo ya no solo atacan al ganado han perdido el miedo a los elfos y otros seres, atacándoles y convirtiéndolos en parte de su menú.

Los druidas del Circulo de Sanderí han comenzado a vigilar más de cerca a los bullywugs del sur, sus poblaciones prosperan y su naturaleza belicosa puede llegar a ser un problema en el futuro. La ventaja es que necesitan estar cerca del agua, pero con los grandes ríos que cruzan el territorio no se fían de ellos en absoluto.

Principales Ciudades

Como ya se ha mencionado, las ciudades en Areslya no son muy grandes, apenas 1.000 habitantes la mayor de ellas, pero el territorio está salpicado de infinidad de pueblos y aldeas de las muchas razas que viven aquí. Ciudades como Etine, Cala o Velli son ciudades élficas que no alcanzan el tamaño ya citado. Sin embargo, la capital Ossas pasa levemente de ese límite. Además, pueblos gnómicos como Coteign o Cwmbrany apenas llegan a los 450 o 500 habitantes.

Ossas, Capital del Reino

Hogar y residencia de la Corte del Rey Eldarai, está situada en el corazón de Areslya y a orillas del rio Zur. En esta zona del gran bosque es donde se encuentran los árboles gigantes y en lo más alto de ellos se ha construido la Ciudad de Ossas.

Información General

Gobierno: Rey Eldarai, Rey de Areslya.

Otros centros de poder:  En Ossas no existe ningún tipo de organización criminal, sin embargo, hay representación de prácticamente todas las razas que habitan Areslya y eso desemboca muchas veces en tensiones, sobre todo entre los bullywugs y los representantes del Círculo de Sanderí.

Población: Debido a ser la capital del reino, su población es superior a la de otras ciudades o pueblos, superando los 1200 habitantes por muy poco. La mayoría son elfos y solo una pequeña minoría pertenece a otras razas. Dos veces al mes se celebra el día de mercado y es entonces cuando se incrementa el bullicio y su población se dispara, ya que muchos compradores y vendedores se concentran aquí durante este tiempo.

Producción: Aunque las tierras circundantes son muy fértiles, apenas hay cultivos en sus alrededores. La gran mayoría de las familias élficas cultivan unas plantas llamadas dáfiras que crecen en la corteza de los árboles, con sus semillas hacen harina y sus hojas también son comestibles. Apenas existen ganaderías como tales, ya que dependen de la caza y por ello se esfuerzan en mantener sanas a sus presas.

Guardia: El número de tropas que guardan la ciudad está en torno a las 100, todas ellas pertenecen a la Guardia Real y se encargan no solo de proteger al rey, también de mantener el orden en la ciudad, sobre todo durante los días de mercado.

Cwmbrany

Este pueblo está habitado por gnomos de los bosques, aunque se pueden encontrar algunos pixies y duendes. Está situado a las orillas del rio Dawan y son una comunidad agrícola en su mayoría. El pueblo está casi por completo integrado en el paisaje, ayudado de algunas ilusiones, solo los más observadores sería capaces de descubrir que están en un pueblo.

Información General

Gobierno: Gimbort Gadailvet. Alcalde de Cwmbrany.

Otros centros de poder: Aunque parezca mentira, entre los labradores y cazadores hay agentes del Círculo de Saderí, algunos son exploradores experimentados, otros son druidas, pero también hay oculto entre ellos algún mago. Su principal función es vigilar que no ocurre nada raro en los bosques, pero sobre todo se centran en mantener a raya a los bullywugs.

Población: No supera los 450 habitantes, en su gran mayoría son gnomos, aunque residen allí unas pocas familias de pixies y duentes. Todas las semanas celebran el Mercado de Sorlien y todas las razas pequeñas se congregan en Cwmbrany para vender, comprar e intercambiar productos. Es un día festivo para todos y una buena oportunidad para encontrar cosas raras y extrañas.

Producción: La inmensa mayoría de la población se dedica a la agricultura, y una pequeña parte a la caza o a la ganadería, conejos, ratones de campo y lombrices de pesca.

Guardia: No tienen una guardia organizada, solo voluntarios entre los exploradores y otros habitantes.

Velli

Esta pequeña ciudad se encuentra casi al borde del bosque, muy cerca de los pantanos de los bullywugs, a las orillas del río Danan. Desde aquí salen muchos barcos pequeños hacia el mar cuya función es la pesca, pero también aprovechan para vigilar los pantanos y la costa.

Información General

Gobierno: Alafra Pheegro. Gobernador de la provincia.

Otros centros de poder: El Círculo de Sanderí tiene una gran representación aquí y son los encargados de vigilar todos los movimientos al sur de la ciudad. Vigilan muy de cerca a los Bullywugs y las relaciones que tienen estos con otras culturas. Los druidas del Círculo tienen una estrecha relación con las dríades y náyades de la zona que actúan como mensajeros y espías.

Población: Velli apenas supera los 800 habitantes, es una ciudad pequeña construida en la copa de los árboles, la mayoría de su población se dedica al cultivo de las dáfiras y a la pesca, algo que les ha convertido en marinos expertos. Salvo unas pocas dríades, el resto de los habitantes son elfos y llevan una vida bastante apacible, salvo en los días de mercado.

Producción: A parte de las dáfiras, y debido a su cercanía con los pantanos y marismas las inmediaciones de Velli están rodeadas de cultivos variados, hortalizas, maíz, arroz. Apenas hay ganadería, pero la poca carne que consumen la consiguen a través de la caza. La pesca se ha convertido en otra de las bases de su alimentación, y los barcos se van turnando durante ciclos semanales para descender el rio y salir al mar.

Guardia: En Velli, al igual que en todo el territorio, es obligatorio tener formación militar. Por ello la guardia de la ciudad tiene diferentes ciclos que todos los elfos deben cumplir. Cada año se renueva la guardia con los habitantes de Velli, salvo los mandos. En un momento dado, toda la población puede convertirse en un ejército bien formado y muy peligroso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.