Los Reinos del Norte (IX)

Las islas Mintare

Este archipiélago del norte es un sitio bastante especial, por su situación, las corrientes marinas y porqué no decirlo, gracias a la magia tiene diferentes climas dependiendo de la isla que visites.
Sin embargo, no son islas conocidas por su diversidad de climas, sino por ser las islas sagradas de los dragones, de todos ellos. Por este motivo ningún barco se acerca sus costas, si su capitán aprecia su vida y la de su tripulación.
El archipiélago está formado por cuatro islas y unos pocos islotes, las dos mayores son Montes de Fuego y Bosque Salado. Las dos más pequeñas están a ambos lados de Bosque Salado y son Yerma y Verde.

Son muchas las historias y las leyendas que se cuentan sobre estas islas, pero a ciencia cierta nadie sabe si son reales o no. Lo único de verdad se conoce es que las islas son sobrevoladas frecuentemente por todo tipo de dragones.

Montes de Fuego

Esta isla es la situada más al norte. Esta isla alargada está cruzada de este a oeste por una cadena montañosa de montes de gran altitud con sus cumbres siempre nevadas, aunque entre estos montes se encuentran dos volcanes activos.
Al sur, en la ladera de las montañas un pequeño bosque rompe el paisaje y un llano que baja hasta la costa.
Según los rumores en esta isla se han visto dragones rojos, blancos y verdes, lo que es suficiente motivo para no acercarse.

Bosque Salado

Esta es la isla de mayor tamaño y tiene incluso un río que nace en la sierra del norte. Al igual que en su isla vecina, estas montañas son altas y de cumbres nevadas, estas nieves alimentan el río durante todo el año. El río para ser tan corto en algunos lugares su anchura llega a superar la milla y algunos tramos su profundidad es peligrosa. A las orillas del rio ha crecido un enorme bosque de coníferas milenarias.

Verde

Esta pequeña isla está situada al este de Bosque Salado. Está cubierta de vegetación, enormes árboles que dan sombra a toda la isla. Sin embargo, en la costa sur puede verse una enorme estatua de piedra representando a un dragón.

Yerma

Situada en el suroeste del archipiélago no es más que un montón de rocas y arena, aunque en las tabernas portuarias se cuentan historias sobre enormes monstruos que se ocultan bajo la arena.

La leyenda sobre los dragones

Cuenta la leyenda, aunque más bien en historia distorsionada por bardos, charlatanes y borrachos. Nadie sabe realmente en que isla ocurrió, pero una de ellas existe un enorme portal por el cual los dragones regresaron a Zhirsanaq tras estar atrapados durante algunos siglos.
Los dragones pactaron entonces con los representantes de los Viejos Reinos y con un grupo de aventureros que aquellas islas solo les pertenecerían a ellos y que ninguna otra criatura debería pisarlas salvo, por su invitación expresa. Lo que ocurre en esas islas es un misterio para todos. Dragones de muy variados tipos viajan a ellas cada cierto tiempo. Se habla que algunos viven allí, pero quien sabe. A muchos les gustaría descubrir que se esconde allí a pesar del peligro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.