Las Tierras Sombrías IV: El Bosque de los Secretos

Este bosque está encajonado entre la Columna, el río Negro y su afluente, el río Olione. Este lugar es evitado por todos los habitantes de las Tierras Sombrías por tener fama de ser un lugar peligroso. Los rumores que corren sobre este bosque se centran sobre todo en que está habitado por unos seres muy agresivos que atacan a todos aquellos que se aventuran en sus dominios. Esto es totalmente cierto.
Los elfos de este bosque son muy celosos de su intimidad y vigilan muy seriamente sus fronteras. Nadie llega al bosque sin que lo sepan, ya sea por sus exploradores o los animales que viven alrededor del bosque, nada queda fuera de su visto o de su oído.

Mucho tiempo atrás, tras lo ocurrido con Sinae y el surgimiento de los elfos oscuros se produjo la primera diáspora de los elfos. Los seguidores de Sinae dejaron Areslya y se dirigieron al este. Pocos días después un nutrido grupo de elfos silvanos emprendieron su persecución, los vigilaban en la distancia para averiguar a donde se dirigían. Tras ver lo que sucedía a lo largo del viaje, el capitán de la compañía persecutoria decidió que lo mejor era quedarse en la zona para evitar que regresaran y montar guardia en el desfiladero de Iolrath.

El Desfiladero de Iolrath

Este paso comunica el oeste del continente con el este, desde el Bosque del Refugio hasta el Bosque de los Secretos. Sin embargo, el desfiladero está cortado y la única forma de pasar de un lado a otro es atravesar las ruinas de Iolrath. Iolrath es un antiguo enclave de una civilización desaparecida hace milenios, y aunque los elfos han tratado de rehabilitarlo varias veces lo han terminado abandonando por los continuos hechos extraños que allí suceden. A pesar de todos los sucesos que han ocurrido, existe un camino seguro a través de las ruinas que está marcado por los elfos que habitan el Bosque de los Secretos. Este camino solo es utilizado por los elfos y son los encargados de pasar a la gente de un lado a otro, por este motivo los lazos entre los elfos del Refugio y del Bosque de los Secretos se ha estrechado tanto.

Las Ruinas de Iolrath será un tema para tocar con más profundidad en una aventura dedicada a desentrañar todos sus secretos. Pero por ahora quedará en el misterio.

Carl.

Las poblaciones y sus habitantes

Los elfos que habitan este antiguo bosque provienen de Areslya, aunque algunos de ellos han llegado en los últimos siglos, la mayoría son los descendientes del grupo que salió de Areslya tras la huida de Sinae. A pesar de que estos elfos siguen teniendo en mente su misión original de vigilar los movimientos de sus parientes oscuros, se han extendido a lo largo del bosque creando pequeñas poblaciones convirtiendo el lugar en su nuevo hogar.
Cada uno de estos pueblos está construido en lo más alto de los árboles más viejos del bosque y desde esa altura vigilan las tierras cercanas y las cuencas de los ríos. Estas poblaciones tienen entre noventa y ciento veinte habitantes, la gran mayoría son adultos todos ellos entrenados para su tarea original.
Cada estación, parten de los pueblos grupos de exploradores que recorren los bosques y las riberas de los ríos. El verdadero motivo es para observar los movimientos de los elfos oscuros en a lo largo de las Tierras Sombrías, pero también aprovechan para comerciar con otros pueblos en el Bosque de la Piel, incluso llegan a la ciudad de Bellavista, el mayor mercado de esta región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.