Elenne, la Gemela Azul

Es una de las dos gemelas de la noche, y para los habitantes de Zhirsanaq ella habita en la luna azul que tiene su nombre. Aunque la visión que tienen los mortales de ella es de una mujer joven caprichosa y dicharachera, también es una diosa comprometida con su función, amable y piadosa. Sin embargo, cuando algo que le es querido es atacado su ira es casi incontrolable y no dudará en tomar las medidas adecuadas para acabar con el problema. Llegados a ese punto solo Alinne, la gemela blanca, es capaz de apaciguarla.

Elenne siempre ha estado muy unida a su hermana gemela, se podría decir que las dos son complementarias, pero también se siente muy unida a Lhaurelia y a la desaparecida Akhara. Desde la desaparición de su hermana mayor, Elenne no ha dejado de sentir que le falta una parte de si misma y eso le provoca momentos de tristeza muy profundos que le llevan a desaparecer durante semanas e incluso meses. Lo que hace durante ese tiempo solo lo saben ella y Alinne.

Elenne odia a Ashimet y Kalar por provocar la caída de su hermana, y a Osrun por pervertir los dominios y su esencia. Por ello no duda en forzar situaciones que puedan enfurecerlos y molestarlos, como por ejemplo aceptar a los elfos oscuros que se arrepintieron de su caída como su pueblo. Ahora esos elfos oscuros son los elfos de la estirpe nocturna y son fieles adoradores de la luna azul. Desde entonces la gemela azul simboliza el perdón y la inspiración. Por ello se ha ganado el favor de los bardos y de todos aquellos que en algún momento de su vida han cometido un acto perverso y se arrepienten sinceramente de ello.

Alineamiento: Caótico Bueno.
Dominios: Conocimiento y Oscuridad
Símbolo: Una luna azul en cuarto creciente

¿Quiénes son sus devotos seguidores?

La mayoría de sus seguidores son los elfos de la estirpe nocturna, todos ellos la sirven y la adoran como a una madre y en muchos aspectos de su vida diaria esta devoción está siempre presente. Sin embargo, también tiene seguidores entre el resto de las razas, sobre todo aquellos que han elegido el camino de las artes, sobre todo los bardos.
Para los bardos, ambas lunas son fuente de inspiración, pero Elenne es conocida también por tener conocimiento de muchas historias y leyendas.

La Iglesia de Elenne

Elenne nunca ha alentado que los mortales se agrupen en una iglesia organizada, pero si inspira a algunos de sus seguidores para que se conviertan en clérigos que viajen y prediquen su palabra. Rara vez estos clérigos se asientan en un lugar durante mucho tiempo, están continuamente viajando, ayudando a aquellos que lo necesitan. Muchos de estos clérigos comenzaron sus viajes como bardos, por lo que durante sus viajes van reuniendo historias, leyendas y canciones en honor a Elenne. La excepción a esto son los elfos de la noche, todas sus comunidades han levantado un templo a la gemela azul y son las mujeres las que se encargan de mantenerlo y de realizar los ritos.

Ritos

Entre los clérigos de Elenne no existen ritos como tales, quizá su rito más sagrado, si puede llamarse así, es el de sentarse con los viajeros o habitantes del lugar que visitan para escuchar sus historias y cuentos. Entre los bardos que siguen a Elenne, una de sus costumbres es la de tirar a un río o pozo la moneda de más valor que hayan ganado mientras actuaban en un pueblo o ciudad. Entre los elfos de la noche, lo habitual es dedicar gran parte de su vida a ayudar a su comunidad o a los viajeros. Durante las noches de luna llena se congregan en sus templos para orar y pedir piedad por sus errores.

Los Caballeros Azules

No son muy frecuentes, Elenne no suele llamar paladines salvo en momentos de gran necesidad. Entre ellos hay hombres y mujeres cuya devoción por Elenne es incuestionable. Su objetivo es frustrar las maquinaciones de los seguidores de Ashimet, Kalar y Osrun. Así que suelen colaborar con aquellos que tienen sus mismos objetivos.

Nota importante: Más adelante detallaremos a los Caballeros Azules, por ahora lo importante es saber que existen y que vagan por Zhirsanaq buscando compañeros y aliados para combatir a las fuerzas malignas del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *